facebook twitter youtube

«Conseguir buena información es más difícil que practicar el sensacionalismo más atroz»

El periodista Rubén Arranz denuncia las presiones que reciben los medios y su dependencia de las grandes corporaciones tecnológicas.

El periodista Rubén Arranz ha publicado un artículo en el digital “Vozpópuli”, en el que denuncia las presiones que reciben los medios de los anunciantes -de las administraciones públicas y de las empresas- para que no les perjudique lo que publican, y la dependencia que tienen de las grandes corporaciones tecnológicas como Google o Facebook con la publicidad.

«¿Cuál es el problema? Que conseguir buena información es más difícil que practicar el sensacionalismo más atroz o dar difusión a anécdotas, chascarrillos y declaraciones lamentables de políticos, ‘influencers’, ‘alertólogos’ (como el tal César Carballo) y derivados. Así que los usuarios tienen acceso cada día a una enorme ración de ponzoña informativa, que es mucho más abundante que las noticias relevantes. Y, claro, eso ha generado una opinión pública neurótica».

Rubén Arranz, especializado en la información sobre los medios, escribe que dos de los problemas más relevantes de los medios son estos: «El primero es la dificultad para extraer rentabilidad de su actividad. El segundo, la dependencia que se ha establecido con respecto a las grandes corporaciones tecnológicas». (…) «El sector de la información está sometido actualmente a la tiranía ‘friendly’ de Google -la del email gratuito y el buscador infalible-, de tal forma que la rentabilidad de las empresas periodísticas depende, en buena parte, de esta compañía».

«Resulta sorprendente que a nadie parezca preocuparle que un cambio en su algoritmo puede establecer la diferencia entre los números negros y los rojos en el balance. ¿La información? No es más importante que cumplir con los dictados que establece la multinacional».

«Hablemos claro: los medios reciben a diario presiones de los anunciantes -administraciones y empresas- para que sus contenidos no les perjudiquen. Y sus periodistas se autocensuran para evitar problemas. Todo eso es innegable y son problemas que se han debatido mil y una veces. Ahora bien, estos condicionantes no son mayores actualmente de los que establece la compañía estadounidense. ¿Por qué? Porque en tiempos en los que los formatos tradicionales se encuentran en situación de muerte clínica y no muchos lectores pagan por la información digital, una decisión de Google puede provocar la caída en desgracia de un producto periodístico».

«Los formatos digitales son infinitos, pues ya no existe la limitación del papel; la competencia es cada vez mayor y la pelea por la audiencia la libran todos los medios, así que se publican decenas, cientos de artículos semanales dedicados a inflar el dato global de usuarios únicos y tratar de rebañar ingresos en un sector en el que cada vez es más difícil conseguirlos».

Rubén Arranz afirma que todo el sector de los medios de comunicación «está despistado. Por eso, las empresas buscan soluciones rápidas para sus urgencias y se ponen en manos de gurúes que son auténticos charlatanes. Por eso, hay periódicos digitales que incluso han llegado a buscar audiencia a través de páginas de descarga de videojuegos, en las que se anunciaban a cambio de ‘cuatro perras’ para inflar su dato de usuarios únicos mensuales y así, posteriormente, poder vender más cara su publicidad a los anunciantes».

Concluye indicando que en el sector de los medios «hay muchas empresas (cada vez más) y unas redacciones famélicas que producen a destajo. Los ciudadanos quizá no lo sepan pero esto también les afecta, pues son bombardeados a diario con cientos de mensajes irrelevantes o barnizados con amarillismo… que les despistan, pues pasan de puntilla sobre lo importante y se regodean en lo banal. Desde luego, es la prensa con la que siempre soñaron en la cúspide política y económica: despistada, nerviosa y ocupada en lo intrascendente».

Texto íntegro: https://www.vozpopuli.com/opinion/garea-despedido-hablemos-medios.html

Comunicados

La FeSP apoya la internalización de las plantillas de IB3 y Betevé

La Federación de Sindicatos de Periodistas denuncia las prácticas de precarización de Prensa Ibérica y las agresiones machistas a las informadoras. La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) apoya a los y las trabajadores/ras de IB3 y Betevé –las televisiones públicas autonómica de Baleares y municipal de Barcelona, respectivamente- en su reivindicación de pasar a formar parte […]

leer más
igualdad
periodistas a la pieza
en red
press
efj
ifj
creative commons
Federación de Sindicatos de Periodistas, FeSP
Calle Roger de Llúria, 5 5º 1ª - 08010 Barcelona
Teléfono: 934 127 763 — Fax: 934 127 763
Correo electrónico: contacto@fesperiodistas.org