facebook twitter youtube

Los fotoperiodistas no han podido trabajar con libertad durante la pandemia

Denuncian que las administraciones e instituciones públicas les han impedido entrar en hospitales, tanatorios y residencias de mayores cuando la situación era peor, lo que supone una carencia informativa

Un grupo de fotoperiodistas han denunciado que no les han permitido captar con sus cámaras la situación que ha provocado el coronavirus. En un reportaje publicado en El Independiente, afirman que todas las administraciones públicas e instituciones gubernamentales, de todo signo político, les  han impedido fotografiar los hospitales colapsados con gimnasios convertidos en urgencias o el caos en las residencia de mayores.

Estos fotoperiodistas, en colaboración con Médicos del Mundo, han llevado a cabo el proyecto CovidPhotoDiaries, un diario fotográfico de la pandemia.

En Aragón, a Judith Prat le pusieron muchas dificultades para desarrollar su trabajo, a pesar de que en esa comunidad la pandemia afectó menos que en otras zonas. “¿Cómo se puede contar una crisis sanitaria sin haber entrado en un hospital? Lo más relevante ha sido aquello que no nos han dejado fotografiar,y esto va a ser una carencia de la historia de esta época”, afirma.

A Manu Bravo, ganador de un premio Pulitzer en 2013, en Asturias no le permitieron hacer fotografías en los funerales ni siquiera cuando tenía permiso de las familias de las víctimas. “Fotos de aplausos, cifras y ruedas de prensa sin periodistas no me parece que sea una cobertura acorde a lo que ha pasado”, indica.

Gervasio Sánchez, Premio Nacional de Fotografía, denuncia que las autoridades públicas nacionales, autonómicas y locales han intentado por todos los medios impedir la cobertura fotográfica en los hospitales, residencias y tanatorios.“Han prohibido expresamente poder entrar en hospitales y residencias. Eso es una violación clara de la libertad de prensa y de la importancia de la memoria de una pandemia, la parte documental para la sociedad”.

Alberto Di Lolli, de El Mundo, considera que durante la pandemia no ha sido censura sino un control de la información.“Esto ha sido más peligroso. Esto es control de la información, es más trabajo de gabinete de comunicación, lo que pasa es que se invade el terreno de la libertad de información. Las instituciones públicas desde hace mucho tiempo tratan de controlar la información, esto no es nuevo”.

Brais Lorenzo, fotógrafo de la agencia Efe en Galicia, afirma que, en esa comunidad,“el documento histórico se ha quedado cojo de muertes, tanatorios y morgues. Con los gabinetes de comunicación ha sido imposible, las administraciones han puesto todas las trabas para que pudiéramos hacer nuestro trabajo”.

Emilio Morenatti, de la agencia Associated Press y ganador de un World Press Photo, coincide con las críticas de sus compañeros pero no le sorprende lo que ha ocurrido. Trabajó durante 20 años fuera de España y, cuando regresó, le prohibían hacer fotos de la gente que pedía democracia en las plazas públicas.“Me ha costado más cubrir el 15M que cualquier revolución del mundo. Exceptuando los países donde hay un régimen dictatorial, éste es el más difícil de trabajar del mundo”.

Pierre Philippe Marcou, de la Agencia France Press, se queja de que sólo les dejaron entrar en las UCI de los hospitales a finales de abril, cuando ya estaban más equipados, mientras en otros países europeos habían podido documentar la situación de esas dependencias hospitalarias desde mucho antes. Afirma que la prohibición de acceder no ha sido de los hospitales, porque estarían interesados en “enseñar sus condiciones de trabajo durísimas”, sino por consignas de instancias superiores.

Comunicados

Europa Press y “La Razón” despiden a 16 y nueve personas, respectivamente, en vez de aplicar un ERTE

La Junta Ejecutiva Federal de la FeSP también urge al Parlamento a que cumpla la ley y concluya el concurso público de RTVE, antes de que la crisis de la radiotelevisión pública sea irreversible. La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) denuncia que el Grupo Europa Press ha despedido sorpresivamente a 16 trabajadores (en los ocho últimos meses lleva […]

leer más

La FeSP pide más informadores en los partidos de fútbol

Pese a las propuestas de numerosas organizaciones de periodistas y fotógrafos, la LFP se excusa en la pandemia para limitar en exceso los que podrán acceder a los estadios y campos de fútbol. La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) considera inaceptable, por ser muy reducido, el número de periodistas y fotoperiodistas que la Liga de Fútbol […]

leer más
igualdad
periodistas a la pieza
en red
press
efj
ifj
creative commons
Federación de Sindicatos de Periodistas, FeSP
Calle Roger de Llúria, 5 5º 1ª - 08010 Barcelona
Teléfono: 934 127 763 — Fax: 934 127 763
Correo electrónico: contacto@fesperiodistas.org