facebook twitter youtube

25N: Manifiesto del SPC contra el ciberacoso a las periodistas

Exige que los medios adopten herramientas jurídicas que garanticen la protección de las compañeras cuando son víctimas de cualquier ataque.

Núria Segura, secretaria de Igualdad del SPC

El ciberacoso es uno de los principales achaques que afecta a las mujeres periodistas.Por eso, este 25 de noviembre, Día Internacional por la Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres, el Sindicato de Periodistas de Cataluña / Sindicato de Profesionales de la Comunicación (SPC) exige que los medios de comunicación se doten de las herramientas jurídicas pertinentes para garantizar la protección de las mujeres del sector cuando son víctimas de cualquier ataque.

Según un reciente informe de la UNESCO, el 73% de las mujeres periodistas sufren ciberacoso, especialmente, cuando publican informaciones que pueden ser comprometidas o críticas con el poder. También sufren ciberacoso cuando denuncian abusos, desigualdades y vulneraciones de los derechos humanos. Ahora bien, también son víctimas de ataques machistas por, simplemente, ocupar un espacio que tradicionalmente ha estado representado por hombres.

Además, a menudo, las mujeres del sector deben ver cómo su trabajo o posición laboral en un medio de comunicación es cuestionado por sus vínculos de pareja, familiares o amistades, como si por el simple hecho de ser mujer no pudieran elaborar una información de calidad o tener un cargo de relevancia. Asimismo, la cosificación se ha convertido en una herramienta para desacreditarlas, lo que no sucede con los periodistas varones: no se pone en duda su profesionalidad por su aspecto físico o modo de vestir.

Sin duda, el principal motivo del aumento del ciberacoso a las mujeres periodistas es la aparición de las redes sociales, donde son señaladas, desprestigiadas y cosificadas, al tiempo que reciben mensajes con insultos machistas o comentarios misóginos. En los casos más graves, también han sido víctimas de amenazas de muerte o comentarios que incitan a que sean violadas, según el estudio de la UNESCO.

Más allá de este ciberacoso, también deben lidiar con intimidaciones o abusos sexuales durante la cobertura de informaciones como, por ejemplo, besos en contra de su voluntad o tocamientos cuando están ofreciendo una emisión en directo.

El pasado año murieron 11 mujeres periodistas, principalmente en zonas de conflicto, según un informe de la Federación Internacional de Periodistas publicado en su web. “Las periodistas se enfrentan a desafíos extremos al informar sobre el terreno, desde ataques militares y amenazas hasta intimidación policial, vigilancia y violencia sistemática de género. Su seguridad está regularmente en riesgo y mucho se han desarrollado estrategias para mantener a salvo”, destaca la FIP en el comunicado.

Falta de protección de los medios de comunicación

Más allá del ciberacoso, el otro problema principal es que se sienten desamparadas y con poco apoyo de sus compañeros hombres o de las direcciones de los medios de comunicación en los que trabajan. Una sensación que se incrementa cuando son freelance y no tienen contrato alguno que las vincule con una empresa de la comunicación. Todo ello perjudica que puedan trabajar con igualdad de garantías y condiciones que sus compañeros varones durante el ejercicio de su profesión. A diferencia de ellos, viven con el temor a ser víctimas de ataques machistas por las informaciones que publican. Esto, sin duda, afecta a su bienestar emocional y/o psicológico, al tiempo que desencadena una autocensura por miedo a las represalias que pueden recibir en las redes sociales.

Aparte de que, obviamente, esta situación vulnera sus derechos de trabajar en igualdad de condiciones que sus compañeros hombres y libres de violencias machistas, afecta de rebote al conjunto de la población, que tiene derecho a recibir una información veraz. Sin embargo, si las mujeres periodistas se autocensuran, este derecho de la ciudadanía tampoco está garantizado.

Por todo ello, el SPC exige que los medios de comunicación se doten de las herramientas jurídicas pertinentes para defender a las trabajadoras víctimas de ciberacoso, sean de plantilla o autónomas, para que se sientan seguras durante el ejercicio de la profesión. Es un llamamiento que hacen también organizaciones periodísticas como la Federación de Sindicatos de Periodistas y la Federación Europea de Perdiodistas, de las que el SPC forma parte.

En marzo de 2021 se puso en marcha una nueva normativa, por la que todas aquellas empresas que tengan más de 50 personas trabajadoras deben implementar un plan de igualdad que garantice los derechos de las mujeres. Ahora bien, desde el SPC se considera pertinente que, por las especificidades de los medios de comunicación y la exposición de los y las periodistas en la esfera pública, estos planes de igualdad no sólo deben incluir medidas para que las mujeres no sean víctimas de violencias machistas dentro de los de las redacciones, sino también fuera de ellas para afrontar casos como los de ciberaseo.

Por tanto, si se quiere un periodismo libre de violencias machistas, los primeros actores que deben garantizarlo son las propias empresas de la comunicación, que deben ser capaces de defender a sus trabajadoras y, en su caso, de llevar a los casos de agresiones a los tribunales.

El ciberacoso es una realidad que no puede pasar por desapercibida: debe visibilizarse y denunciarse. Las mujeres periodistas necesitan poder trabajar con seguridad y protección para evitar agresiones, ataques o descriminaciones que perjudiquen su bienestar psicológico y emocional. Las empresas de la comunicación y los periodistas deben unirse al reclamo de sus compañeras contra el ciberacoso. En primer lugar por ellas, para que las agresiones no afecten a su salud, bienestar o ejercicio laboral. Y en segundo lugar, porque sin un periodismo libre de violencias machistas no existirá un periodismo de calidad.

Comunicados

Sindicatos y patronal acuerdan un incremento salarial del 8% en el convenio colectivo estatal de Prensa Diaria

Tras 28 meses de negociaciones, debido a la intransigencia y dilaciones de la AMI, también han pactado la desaparición de las categorías profesionales de ayudante y auxiliar de redacción, un día de asuntos propios y la mejora en el plus dominical. La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (FSC-CCOO), la Federación Estatal […]

leer más
igualdad
periodistas a la pieza
en red
press
efj
ifj
creative commons
Federación de Sindicatos de Periodistas, FeSP
Calle Roger de Llúria, 5 5º 1ª - 08010 Barcelona
Teléfono: 934 127 763 — Fax: 934 127 763
Correo electrónico: contacto@fesperiodistas.org