facebook twitter youtube

Un informe de la UE recomienda a los Estados miembros que mejoren las condiciones laborales en el periodismo

La Comisión Europea publica su segundo informe sobre el Estado de Derecho, en el que evalúa la situación en la Unión, así como en capítulos específicos de cada país. El documento incluye también el impacto de la pandemia por el coronavirus.

La Comisión Europea ha publicado su segundo informe a escala de la UE sobre el Estado de Derecho, en el que se evalúa la situación en la Unión, así como en capítulos específicos de cada Estado miembro. El informe examina los nuevos desarrollos desde el primer informe en septiembre pasado y tiene en cuenta el impacto de la pandemia. La Federación Europea de Periodistas (FEP) ha acogido con satisfacción que el documento aborde el deterioro de la situación de la seguridad de los y las periodistas, así como algunos obstáculos como la falta de transparencia o la interferencia política y pide a los Estados miembros que mejoren las condiciones y la legislación para los trabajadores de los medios de comunicación.

La metodología utilitzada incluye una estrecha colaboración con los Estados miembros, visitas a los países organizadas por la Comisión, consultas específicas a las partes interesadas (incluida la FEP) y aportaciones del Consejo de Europa. El informe sirve de base para la cooperación interinstitucional entre las instituciones de la UE y el diálogo con los Estados miembros. El pluralismo y la libertad de los medios de comunicación constituyen una de las cuatro áreas clave del informe, que es un mecanismo preventivo como parte del esfuerzo más amplio de la UE para promover y defender sus valores fundamentales.

En una conferencia de prensa el pasado 20 de julio de 2021, Věra Jourová, vicepresidenta de Valores y Transparencia; y Didier Reynders, comisario de Justicia de la UE, presentaron el informe. En su intervención, Věra Jourová declaró que «muchos Estados miembros informaron sobre el aumento del acoso, las amenazas y la violencia contra los periodistas, especialmente las mujeres periodistas, y los medios de comunicación como tales. El trágico asesinato del periodista holandés Peter R. de Vries es el último de una serie de ataques preocupantes contra periodistas europeos en los últimos años. Además de ello, tenemos nuevos informes de los medios que alegan que algunos periodistas en la UE fueron objeto de vigilancia. Esto es inaceptable. Los medios independientes son fundamentales para el funcionamiento de cualquier democracia».

«La evaluación de la Comisión Europea muestra que los Estados miembros de la UE no se están tomando lo suficientemente en serio el deterioro de las condiciones laborales de los periodistas», ha afirmado Ricardo Gutiérrez, Secretario General de la FEP. “Hacemos un llamado a los Estados Miembros para que trabajen junto con nuestras afiliadas, las organizaciones nacionales de periodistas, para desarrollar planes de acción nacionales para la protección de los periodistas y la mejora de sus condiciones laborales. No puede haber libertad de prensa sin condiciones de trabajo dignas para los periodistas ”.

Detallamos a continuación las principales conclusiones del informe sobre el pluralismo y la libertad de los medios de comunicación.

El monitor de pluralismo mediático

El informe hace referencia al Media Pluralism Monitor (MPM), que es una herramienta que evalúa los riesgos para la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación en todos los Estados miembros, y que ha sido recientemente publicado. Se centra en cuatro áreas: protección básica de la libertad de los medios, pluralidad del mercado, independencia política e inclusión social de los medios. Revela que ninguno de los países analizados está libre de riesgos para el pluralismo de los medios. En comparación con el informe del pasado año, la protección fundamental de los y las periodistas y la libertad de prensa se ha deteriorado; hay crecientes amenazas económicas al pluralismo de los medios de comunicación. Siete países corren un alto riesgo por su independencia política.

Reformas para fortalecer la independencia de los reguladores de los medios

Todos los Estados miembros cuentan con legislación que establece las competencias y la independencia de los reguladores de los medios de comunicación, que desempeñan un papel clave en la defensa y aplicación del pluralismo de los medios de comunicación. La Directiva de servicios de medios audiovisuales (AVMSD) 44 incluye requisitos específicos para fortalecer la independencia de las autoridades nacionales de medios de comunicación. Algunos países (por ejemplo, Bélgica, Bulgaria, Grecia, Letonia, Luxemburgo y Suecia) han introducido nueva legislación o están preparando dicha legislación (Chequia, Chipre, Estonia, Francia y Polonia). Sin embargo, otros países, como Rumania, Eslovenia, España, Croacia o Hungría, son motivo de preocupación debido a la insuficiencia de los recursos del regulador o la ausencia de salvaguardias efectivas contra la interferencia política.

En España no existe ningún organismo regulador porque ninguno de los gobiernos habidos en democracia ha afrontada la necesidad democrática de regular el derecho a la información de la ciudadanía para garantizar que se cumple según los cánones establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Propiedad de los medios, publicidad estatal y presión política

El informe también proporciona información sobre qué Estados miembros han adoptado medidas para proporcionar de forma transparente información sobre la propiedad de los medios o la asignación de publicidad estatal. Dicha transparencia es vital para que las audiencias sean conscientes de la posible influencia política y la dependencia y para analizar de manera confiable la pluralidad de mercados de medios. En varios Estados miembros, todavía existen problemas prácticos para identificar a los propietarios finales, como en Eslovenia, Chequia o Bulgaria. Todavía falta una legislación específica sobre la distribución transparente y justa de la publicidad estatal en países como Austria, Croacia, Bulgaria, Hungría o Polonia. La interferencia política y la presión sobre los medios de comunicación han continuado en numerosos Estados miembros, por ejemplo en Chequia, Malta, Eslovenia, Polonia, Bulgaria o Hungría.

Acceso a la información

«El derecho de acceso a la información en poder de las autoridades públicas es una condición previa fundamental para que los medios de comunicación, así como la sociedad civil y los ciudadanos en general, puedan desempeñar su papel en el debate democrático y el escrutinio de las instituciones públicas», se lee en el informe. Si bien ha entrado en vigor nueva legislación (Chipre) o se está planificando (Austria), siguen existiendo obstáculos prácticos en muchos países. Las deficiencias se refieren al nivel de cumplimiento (Rumanía), la ejecución de las decisiones del Comisionado de Información (Croacia) o los largos procedimientos de acceso a los documentos oficiales (Luxemburgo).

Protección de periodistas contra amenazas y ataques

Casos como el asesinato del periodista griego Giorgios Karaivaz en abril de 2021 y el asesinato del periodista holandés Peter R. de Vries en julio de 2021 destacan la necesidad de mejorar la seguridad de los y las periodistas en toda la UE. El informe hace referencia a la Plataforma del Consejo de Europa, así como a la Mapping Media Freedom Platform. Ambos registraron un aumento de las alertas en 2020, que incluyen acoso, abuso psicológico, amenazas legales, agresiones físicas, ataques a la propiedad, incitación al odio, campañas de difamación y censura. Se ha informado de agresiones físicas en particular en el contexto de protestas públicas, en las que periodistas de Francia, Alemania, Grecia y Polonia han sido objeto de agresiones por parte de los manifestantes, pero también en algunos casos de las fuerzas policiales. Las amenazas en línea van en aumento en toda la UE, y las mujeres periodistas y periodistas pertenecientes a minorías se encuentran particularmente en riesgo.

En algunos países, como Eslovenia, políticos o figuras poderosas están iniciando este tipo de ataques. Varios Estados miembros han establecido mecanismos (por ejemplo, Países Bajos y Italia) o están planificando salvaguardias legislativas para la protección de periodistas. Es el caso, por ejemplo, de Finlandia o Suecia. Los juicios estratégicos contra la participación pública (SLAPP) son un motivo de grave preocupación en varios Estados miembros, por ejemplo en Croacia o Polonia.

El impacto de la pandemia

Si bien la demanda de información verificada por hechos ha aumentado sustancialmente, la pandemia también provocó serios desafíos económicos para el sector de los medios y los trabajadores de los medios. Una pérdida de ingresos sin precedentes ha afectado a muchos medios de comunicación, siendo los medios locales y regionales los más afectados. Los niveles de desempleo han aumentado, así como la vulnerabilidad de los y las periodistas bajo presión. Aproximadamente la mitad de todos los Estados miembros implementan planes específicos de apoyo a los medios de comunicación, pero a menudo resultó difícil incluir al grupo ya vulnerable de periodistas a la pieza y freelances. Se cuestionaron algunos aspectos de estos sistemas, por ejemplo, su transparencia (Malta), la equidad de los criterios de distribución (Austria) o el impacto en la confianza de la ciudadanía en los medios de comunicación (Rumanía). Aparte de las dificultades económicas, algunas restricciones durante la pandemia también afectaron la capacidad de los y las periodistas para acceder a la información.

En algunos países (por ejemplo, Hungría), los y las periodistas se enfrentaron a obstáculos para acceder a lugares o conferencias de prensa. En Rumanía, la pandemia se utilizó para justificar retrasos o denegaciones de información. En conclusión, el informe muestra que se han producido acontecimientos tanto positivos como negativos desde la publicación del informe anterior. La adopción del informe 2021 marca el inicio de un nuevo ciclo de diálogo y seguimiento. La FEP se suma al llamamiento a los Estados miembros para que asuman de forma eficaz los retos identificados para mejorar el pluralismo y la libertad de los medios de comunicación, ya que constituyen un pilar vital de la democracia.

(Foto encabezado: Unión Europea, 2021)

Comunicados

Sindicatos y patronal acuerdan un incremento salarial del 8% en el convenio colectivo estatal de Prensa Diaria

Tras 28 meses de negociaciones, debido a la intransigencia y dilaciones de la AMI, también han pactado la desaparición de las categorías profesionales de ayudante y auxiliar de redacción, un día de asuntos propios y la mejora en el plus dominical. La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (FSC-CCOO), la Federación Estatal […]

leer más
igualdad
periodistas a la pieza
en red
press
efj
ifj
creative commons
Federación de Sindicatos de Periodistas, FeSP
Calle Roger de Llúria, 5 5º 1ª - 08010 Barcelona
Teléfono: 934 127 763 — Fax: 934 127 763
Correo electrónico: contacto@fesperiodistas.org